jueves, septiembre 07, 2006

ANUNCIO DE UN NUEVO BLOG


A raíz de la aparición de un nuevo Blog en la red y por su característico título: PITABLES “CRÍTICA CONSTRUCTIVA AL OPUS DEI DESDE DENTRO DE LA IGLESIA CATÓLICA” (http://www.pitables.blogspot.com), hemos recordado varias cosas: “PITAR” = “PEDIR LA ADMISION AL OPUS DEI”

Ya de entrada, esta es una terminologia muy propia del opus y está derivada de un hecho muy cotidiano en las cercanías de las estaciones de tren o intersecciones de las líneas ferroviarias y calles. Los trenes “pitan” para avisar a la gente que se aproximan o que parten de la estación; y muy unido a este término de “pitar” está el otro – el del “farolillo rojo” – que no es sino el distintivo del último de los vagones del tren, que lleva un farol encendido. Así los trenes pitan para indicar que arrancan y el “último” de los vagones se identifica por la presencia de un farolillo. Otra acepción al término de “pitar” se refiere a la sonoridad de “pitos y flautas” como muestra de alegría y regocijo.

Así “pitables” son todas aquellas personas que - reuniendo una serie de características muy peculiares y especiales - podrían ser parte de la “familia” del opus dei. De ahí que muchas veces en el opus – así de a primer portazo – se dijera de cierta persona que “no es pitable”: no es pitable una persona proveniente de familias disfuncionales, ni personas con hijos fuera del matrimonio, ni personas que hayan consentido un aborto, ni homosexuales, ni personas con una vida pública de dudosa reputación, ni personas con ciertas discapacidades físicas, etc.
Muy cuestionable por supuesto esta discriminación - probablemente anticristiana también - aunque en su doctrina interna el opus dei se contradiga y afirme que “en el opus dei no caben los egoístas, ni los perezosos, ni….; más caben todos los pecadores, aunque hayan sido muy grandes sus miserias” (no es textual)

Así todos los exmiembros somos pitables y gracias a ello, pertenecimos al opus por corto o largo plazo; todos reuníamos las características necesarias para pertenecer.
Por tal motivo, me parece muy acertado un Blog que se apoye en esa cualidad para poder hacer “críticas constructivas” al opus dei desde dentro de la Iglesia - más cuando el tren va casi vacio - e invitamos a visitarlo.

4 comentarios:

gusramca dijo...

"...Así “pitables” son todas aquellas personas que - reuniendo una serie de características muy peculiares y especiales - podrían ser parte de la “familia” del opus dei..."

¿Cuales son esas "caracteristicas muy peculiares y especiales"?

Estan escritas en alguna parte, como es el proceso vocacional para descubrir esas "caracteristicas muy peculiares y especiales" de un pitable?

¿Magia, baja un angel del cielo, existe un proceso publico vocacional como existen en los seminarios y en todas las instituciones de la iglesia catolica?

Fátima dijo...

Não consigo entrar no novo blog. O que é que lhe aconteceu? Alguém sabe?

Um abraço.

Fátima

exopusdecostarica1 dijo...

Tienes razón Gusramca; lo del ángel es una de las "falacias" que se utilizan en el opus como mecanismo de "embaucamiento" de los jóvenes: "qué pretendes? ... que "baje" un ángel del cielo y te diga: "sí, tienes vocación..."... Dios habla a través de los directores y del sacerdote"... ES MANIPULACION.

Pero a lo que me refiero en el artículo es no a lo que el opus quiere o no quiere hacer... lo que quiero manifestar es que el adjetivo de "pitable" implica calidad humana y que por lo mismo tenemos el derecho de opinar, criticar y hacer todo lo posible por evitar que el opus dei siga haciendo de las suyas a diestra y siniestra.

Atentamente un "pitable"...

drake dijo...

Confirmo lo de Fatima. Tampoco yo logre entrar al blog pitables.