viernes, febrero 20, 2009

"...VADE IN PACE..."


Cuando empecé a escribir mis experiencias en el Opus Dei primero lo consulte a mi familia, les alerte respecto a las posibles implicaciones que esto tendría. También lo puse todo en las manos de Nuestro Señor.

Debo reconocer que con el tiempo he ido dilucidando mis motivaciones. Esto se ha dado a fuerza de chocar contra otros, a fuerza de poner las cosas en las Manos de Dios y dejar que la Gracia sea la que hable.

He de reconocer que hubo un tiempo en que estuve supremamente molesto. Más al principio, tal vez hará unos 20 años. Esto sin embargo ya ha disminuido con los años. Según mi experiencia, los años solo traen más sabiduría y te vuelven mas virtuoso.

La Fe Católica la herede de mis padres, lo mismo que el amor por el trabajo bien hecho desde la primera vez. Tal vez, en el Opus profundice respecto a algunos conceptos fundamentales en la FE tal como los conceptos de teología moral, derecho canónico y filosofía y de alguna forma comprendí que también el trabajo realizado con amor y bien hecho es agradable a los ojos de Dios. Esto en si mismo es un bien universal, pero debo agradecerle al Opus Dei que lo puso a mi alcance.

En otros aspectos sufrí de profundas decepciones y estas son las que me mantienen escribiendo, sin embargo de un tiempo para acá, focalizando en la raíz de estas decepciones puedo atender a mi conciencia y clarificar mis intenciones como antes no lo había logrado ver.

Algunos, con buena intención, me han pedido en privado y en público, que olvide y perdone, a esto siempre he contestado que, olvidar y perdonar es una cosa, ser cómplice otra y no quiero que mi olvido y mi perdón me conviertan en cómplice de aquello mismo que denuncio y honestamente siento que ambas cosas no son posibles, es decir, no puedo conciliar perdonar y olvidar, con mi conciencia, pues esta me lleva a denunciar aquello que me victimiza y que probablemente ha victimizado a otros.

Como adulto, como ciudadano, como católico y como ex miembro, creo que tengo conocimiento de causa para denunciar aquello que considero nocivo, pero también siendo honesto, debo reconocer lo bueno y lo humano.

El Opus Dei esta hecho de gente de carne y hueso, gente como yo. Ninguno de ellos, dentro o fuera, es perfecto, esto es claro. De esta forma las decisiones de estas personas –laicos o no - se pueden ver sesgadas por sus experiencias, por los valores y prejuicios, así como las propias percepciones respecto a la vida, de la sociedad y al Magisterio. Así como de su propio equilibrio moral y emocional. Pero lo mismo sucede en toda la sociedad.
En cuanto a la institucion, es de mi humilde opinión que una institucion monolitica y cerrada sesga el cristianismo y lo deja en manos de pocos y es el mandato del Señor ir a todas las gentes a predicar la buena noticia. Con esto no quiero avivar la polemica, simplemente quiero externar la aquello que veo.

Elevando estas consideraciones a nuestro Señor, poniendo todas las cosas en sus manos, declaro que endoso al Señor cualquier deuda que tenga el OD, sus miembros o ex miembros conmigo; para que sea de Su Santa Voluntad la Justicia. Con esto doy por extinta la causa.

“…Vade in pace…”

Nota: La foto corresponde a un amanecer de marzo 2008 en el Nairy Wairi, una Reserva indígena en los márgenes del Pacuare.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que la vida esta hecha de ilusiones, desilusiones, proyectos realizados, imcompletos, etcetera. Pero lo mas importante es lo que permanece. La Fe que heredamos de nuestras familias y que florecio en el Opus Dei, al menos en mi caso. Y que despues de tanto tiempo me ha servido para salir adelante en la vida. Yo he sabido perdonar y olvidar y me siento mas liviano y mas cerca de las ensenanzas de Jesus y sus predicaciones por el perdon. Hoy me he enterado que la razon por la ausencia de uno de mis companeros de trabajo es que ha tenido una congestion cardiaca y ya no esta con nosotros. La vida es breve. La noticia nos ha afectado a todos muchisimo. Y me ha llevado a reflexionar lo breve que es nuestro paso por aqui. Y que al final de todo y despues de todos solo hay Uno al que le debere dar cuentas. Prefiero mas liviana la balanza de lo que no quise perdonar y olvidar que la otra del perdon.

Anónimo dijo...

Bien por ustedes. Bien por el editorial. Bien por la rectificacón. Bien por asumir conciencia de nuestros dolores y de nuestras flaquezas. Bien por dejar a Dios toda justicia. Bien por sumar y dejar de restar. Bien por equivocarnos de vez en cuando. Bien por esperar la muerte para disfrutar de la vida. Bien por pedir perdón. Bien por darlo. Bien por aceptarlo. Bien por seguir viviendo. Bien por ustedes. No se olviden de la birra.

gusramca dijo...

Prefiero el Jack Daniels y como esta la cosa, solo en la casa o con chofer designado.

Anónimo dijo...

Me gusta el texto porque demuestra la nobleza del autor, la cual tuve la fortuna de conocer por la convivencia durante muchos años, aunque ésta se circunscribía a los cursos anuales.

Por lo cual no me sorprende el escrito, sino todo lo contrario, me refuerza en la idea de la nobleza de corazón del autor.

Efectivamente, hay que perdonar porque tampoco se trata de pasar años en la amargura del odio, de la venganza, cuando quien juzga nuestros actos es Dios. Pero olvidar en el sentido literal del término tampoco pienso que sea el camino a seguir.

Se pueden olvidar las afrentas, para no llevarlas apuntadas en un libro negro y que sirva para sacar a luz a cada momento, pero decir que como se ha olvidado no ha pasado nada es un error de interpretación en la lectura del texto acá comentado.

En este caso, el perdón ha de ser, si se me permite decirlo, recíproco, porque si hemos estado en una institución como el opus dei, todos hemos sido víctimas pero a la vez victimarios, unos más, otros menos, pero ninguno excimido de la responsabilidad que le toca de suyo en las acciones, palabras y omisiones que se cometieron con tal de servir a la "causa".

No ha sido fácil para muchos el tener que afrontar la vida después de largos años dentro, y darnos cuenta que no eramos "cristianos corrientes", sino apartados de la realidad cotidiana de nuestros conciudadanos, alejados del mundo pero supuestamente "dentro" del mundo.

En fin, son muchas cosas que nos llevan a una conclusión: el engaño del que fuimos objeto. Porque muchas cosas -por no decir casi todas- nos enteramos estando dentro, antes de hacerlo, únicamente nos endulcoraron el panorama que al final distaba mucho de la vida real como "miembro" del opus dei.

No les guardo rencor, pero lo que se dice olvidar literalmente me es imposible, más ahora que con la tecnología propia de la globalización, me entero de muchas cosas que ignoraba y que me llevan al convencimiento del engaño del que fui objeto.

Un fortísimo abrazo y ahora que están tan barátos los billetes de avión por Centroamérica, igual concretamos lo de la birra.

Ángel V.

Anónimo dijo...

Lo pasado es experiencia, de las experiencias se saca lo bueno. No se trata de actuar como que las cosas no han pasado, se trata de sacar el mejor provecho de ellas, no quedandose limitado a la negatividad. Nunca me he sentido victimario por haber pertenecido al Opus Dei, lo que uno se considere personalmente, no debe generalizarlo para todos. Siempre trate de acercar a mis amigos a Dios en el Opus Dei, y nunca provocar en ellos o en su vida nada negativo, con lo cual "La causa" era buscar la santidad en medio de lo que se hace todos los dias. No veo nada negativo o victimario en esto. Ahora que estoy afuera del Opus Dei, no lo veo como un engano, es simplemente un camino de santidad que unos toman y se quedan y otros se van. Unos lo aprueban y otros no. A mi me basta con saber que siempre perteneci a una Institucion aprobada por la Iglesia Catolica y posteriormente confirmada Prelatura Personal dentro de la misma Iglesia a la que pertenezco. Asi que yo muy en paz con lo que hice a conciencia y libremente, y muy feliz de los pocos amigos que acerque a la Obra. Algunos todavia estan y otros se han ido libremente como yo lo hice.

Clodo M. dijo...

Me he quedado conmovido al leer esto en un blog así. Hay honestidad, hay intento de separar el cabreo, de objetivar. Si no se consiguió queda claro que fue por despecho, por sentirse herido, por lo que sea, ya da igual. Desgraciadamente, en Opuslibros hace un tiempo pasó algo similar. Venció la línea dura, la intrnsigente, la del odio... y el sistema quedó escindido para siempre. Dejó de ser la web de los ex para ser la web de los ex dañados, heridos, enfermos... y tuvimos que dejarlo y organizarnos al margen. Sin duda en su web la cosa es diferente, se conocen, no abusan unos de otros, no se carga la mano contra el débil mental, no se manipula, se sabe de queine es el escrito. Hoy ha pasado algo que a mi me ha dado razón de esperanza. No todos los ex son lo que vemos ya en Opuslibros, podemos y tenemos que ser mejores, no nos conformemos con la debilidad, con la vileza, con el odio. Amor a todos, amigos.

exopusdecostarica1 dijo...

Yo comparto la idea de perdonar - con nombres y apellidos - para la sanación espiritual de todos... lo cual no significa dejar de informar, de hacer críticas a lo que es evidente e incluso seguir denunciando.

A los que han expresado sus opiniones, igual les pediríamos que se identificaran con nombre y apellido... sería lo justo.

Anónimo dijo...

Hola, me ha gustado mucho leer al respecto, estaba buscando información y me encontré este blog, me parece interesante,la última anotación (no he leído todo). Hoy Usted es conocedor de causa, yo quisiera saber al respecto, ya que me han invitado a participar de reuniones en un Centro del OD, soy católico y no de lo mejor, pero vivo mi fe cuanto puedo, consciente de mis debilidades y en lucha interna constante. Pero pregunto, tan mala experiencia puede dejar el Opus Dei en sus miembros. Me puedes aclarar al respecto. Saludos y Paz en su interior.

exopusdecostarica1 dijo...

En cuanto a la Web de opuslibros, las cosas claras... cuando se critica al Opus Dei, no se critica necesariamente a la Iglesia.

Yo era católico antes de ser del Opus Dei y lo sigo siendo después que me salí.

De manera que el derecho de hablar lo tenemos y opuslibros es y será siempre un sitio para el reencuentro de los exmiembros del Opus Dei.

A diferencia de las Web oficiales del Opus Dei, en opuslibros cualquiera puede opinar y decir lo bueno y lo no tan bueno del Opus Dei... si las opiniones de algunos exmiembros no comulgan con las de los miembros... pues simplemente NO entres a leer opuslibros.

exopusdecostarica1 dijo...

A la persona que pregunta sobre más información acerca de nuestra experiencia Opus Dei, le solicitamos que escriba a exopusdecostarica@hotmail.com para brindarle ayuda y consejo.

Saludos y paz interior

Anónimo dijo...

Entre tanta perdón y paz las cosas claras.

No comparto la posibilidad de dejar de denunciar a quienes manipulan las mentes, indepedientemente de su naturaleza de prelatura, secta, etc. Menos cuando son niños y niñas su objetivo. Ya es suficiente.

Y como ya varios de ustedes suspicazmente se han dado cuenta, el 5to comentario es muy propio de un opusino, asì que por favor señores y señoras no tomen atolillo con el dedo.

La libertad es un derecho y como tal debemos protegerlo de quienes manipulan con "derecho divino".

Lograr la paz, està muy bien pero cerrar los ojos a lo que sabemos muy bien que està mal para que otros lo sufran en carne propia es cobardìa.

gusramca dijo...

Aquella cancion de Sabina dice: "ocupate del alma, dice el gordo vendedor de carne". Bien, no me parece congruente hablar de dar la cara y ser anonimo.

Existen los tribunales de derecho divino y de derecho civil, penal y de familia.

Quien se ve perjudicado que presente un caso. Uno tiene esa opcion como ciudadano.

Y cargue con ello segun lo que corresponda.

De mi parte, ya he dado la cara en suficientes combates, en suficientes campañas. He ganado unas, he perdido otras. Ese es el camino del guerrero. (ver Miyamoto Musashi, la tecnica de los 5 anillos)

El viernes despues de esto, me senti tan bien, me fui para arenal, por 4 hras en bicicleta me senti tan bien, que decidi perdonar a todos por todo, y me senti genial.

Eso del perdon es bueno la verdad, trae consigo libertad, paz y gozo. Ahora bien, con eso no trato de tapar el sol con un dedo. Reitero, existen las instancias, el que quiere pelear que pelee.

Mi padre decia, donde haya un Ram habra un buen pleito, pero yo pienso ahora que para pelear se necesitan dos. Dice Sun Tzu, si eres debil y no sabes que eres debil saldras derrotado.

gusramca dijo...

Para agregar...

"...A menos que tu corazón este totalmente abierto y tu mente en orden, no puedes esperar ser capaz de adaptarte a responder sin límites, a manejar los acontecimientos de manera infalible, a enfrentarte a las dificultades graves e inseperadas sin turbarte, dirigiendo cada cosa sin confusion..." Esto es de Sun Tzu y esta en el capitulo 7, La Lucha Armada.

Simplemente lo que el autor nos indica es que para cualquier cosa que se quiera emprender se requiere objetividad, no puede tener uno objetividad o equilibrio en sus emociones e inteligencia si antes no pasa por el perdon.

El perdon no es solo a los demas, es a uno mismo. Existen muchos autores que escriben sobre esto, no pretendo hacer catedra, sin embargo desde que empece este camino encuento que me es mas facil "enfrentar a las dificultades graves e inseperadas sin turbarte, dirigiendo cada cosa sin confusion". La vida de todos tiene esas circunstancias, para que voy a enfrentar mi futuro y mi presente mirando la vida con un retrovisor?

Esa pregunta ya me la conteste, contestatela tu, cada uno debe tomar control de su vida. No tengo la solucion para nadie, tengo la solucion para mi y de ahi, escribo mi experiencia.

Sobre cerrar los ojos, abre el blog y ten encontrarar lineas y lineas de experiencias contadas tal y como las hemos vivido, ese proposito ya esta cumplido. Ahora que sigue? Preguntate de que manera quieres vivir tu futuro para con los tuyos. Yo no quiero arrastrar basura ni muertos, quero enterrar lo que deba y seguir viviendo en paz y seguridad.

exopusdecostarica1 dijo...

Hablar sin dar la cara... muy facil. Sí a Usted nos referimos!

exopusdecostarica@hotmail.com

exopusdecostarica1 dijo...

Ni con chicle... NO FACE NO ANSWER

gusramca dijo...

Creo que hay que educar en responsabilidad, si no se escribe dando la cara me parece lo justo no publicar.

Ademas eso ayuda al orden, al perdon y a la paz.

Podemos diferir, siempre y cuando se realice en estricto apego al respeto ajeno y eso incluye no tocar la integridad personal de nadie.

Es un esfuerzo, es algo dificil, pero es lo que me parece justo para con todos.

Bien administrador.

Pablo dijo...

En esta tierra adoptiva en que vivo, se dice que perdón no es olvido. Ciertamente me dí por ofendido, como el autor del Blog, hace tiempo pero todo pasa, hasta el malhumor afortunadamente. Me dí por ofendido por mentirme: a) que sería un cristiano común y corriente, b) que los votos eran porque la Iglesia no nos entendía, haciéndose más sabios que la Iglesia, c) por imponerme prácticas que son propias de los conventos como los tiempos de la tarde y de la noche, el círculo breve y la enmendatio, d) por dejar que llevara mi conciencia otro adolescente sin más experiencia que saber consultar las "Experiencias"y ahí estaba mi alma, e) por dejar que se ventilara la intimidad verbalmente y por escrito, f) por dejar a mi familia por que familia ahora era otra -excepto para pedir plata-, g) por hacer caso al director de ir a la Lehmann a dañar libros que "no hablaban bien" y eso era ofender a la Madre Guapa, h) por creer y hacer creer que decir que no a la vida allí era dar la espalda a Dios, perder la felicidad terrena y la eterna, i) Por recibir un salario de una entidad que no es pero si es, bajo el nombre de otra persona, j) por recibir en otra entidad que no es pero si es un salario sin contrato de trabajo, sin pagar impuestos y sin cotizar a la seguridad social, santificar el trabajo que le dicen, k) Por hacerme decir a mi familia que iba a un congreso universitario en Roma para que lo pagaran y no saber ni donde se hizo el congreso, l) por hacerme creer que la Verdad es solo para la obra, no para los demás, m) Por decirme por años que lo mío era estar ahí, para luego que ya no así que a salir por la puerta de servicio -literalmente-. Ahora le queda a la Prela hacer su enmendatio y pedir penitentiam, reparar que dice la teología moral. Yo no doy por extinta la causa, oportune et importune pediré que se conozca la verdad, que el que entre lo haga plenamente informado y con el consentimiento de sus padres si es menor de edad y libremente se le deje ir cuando así lo quiera, y no porque en Roma pidan 500 vocaciones respetándose toda la legislación civil y canónica. Peto veniam et penitentiam por lo extenso del post ;-)

gusramca dijo...

Recuerdas aquella pelicula de Robert de Niro y Jeremy Irons, una de un par de jesuitas en el amazonas?

El que hacia de Robert de Niro tiraba de su armadura por rios y cañadas, por laderas y montañas como penitencia.

Dios como pesa esa armadura, yo lo se la cargue por años. Pero la deje a un lado del camino para que sirva de reciclaje.

Se olvida? Pesaba mucho. Olvidaré? Creo que nunca, pero si te juro que no vuelvo a cargar con la armadura.

Hice el ejercicio con un amigo, al que amaba, que la vida, los rencores, la competencia y los demás, nos separaron entre odios y envidias. Vengo de alli, acabo de llegar a casa, con el rabo entre las piernas, pero con cierto gozo. Nos hablamos, me miro a los ojos y me dijo lo mal que le hice. Le di la cara eso si. Fue bueno, hermoso, hasta nos volvimos a reir juntos. Eso es un tesoro.

Pero se y entiendo que Yo también hago el mal. o la menos me empeñe en hacerle el mal.

Le pedí sinceras disculpas y me perdono. Olvidará, lo dudo, para el ya no soy digno de confianza. Y debo saber que así es. Me lo merezco. El regocijo es que YA no cargara mas con su armadura, ni yo con tanto pesar.

Valió la pena? SI.

Tambien Yo puedo hacer el mal y lo digo con pena.

Creo que hacer estos ejercicios de perdon lleva al bien. Lo digo con asombro y siendo sincero respecto a lo que estoy viviendo.

Les contaré el final cuando llegue. Estoy algo perplejo debo decir, que hasta bromeo diciendo, será que me voy a morir q con todos ando haciendo la paz?

No lo se, pero si es, ire. Ya sabran si pasa. Amen.

exopusdecostarica1 dijo...

Señor anónimo: identifíquese al menos con un correo electrónico... de la posibilidad de poder ayudarle a salir de su estado.

exopusdecostarica1 dijo...

Bla, bla, bla!... Seguimos esperando!... a las pruebas me remito: aguilas, gallinas, y demás insultos... sigue así, ofendiendo.

Anónimo dijo...

Lei algo buenisimo este fin de semana. "No puedes volar como las aguilas porque te rodeas de chompipes"

exopusdecostarica1 dijo...

A palabras estúpidas, respuestas cortas: "por qué no te callas"

ASC dijo...

Hola, he asistido ha algunos cursos de formación, durante algún tiempo se me dio "mucha pelota" luego sencillamente mi "encargado" dejo de llamarme, invitarme a nada, no respondía mis mensajes, ni me contestaba el teléfono. No me siento tranquilo poniendo mi correo aquí pero puedo ponerles un mensaje en el Mail del blog, espero sus repuestas, bendiciones.

exopusdecostarica1 dijo...

Con gusto, por acá o cualquier otro medio, estamos para "oirlos".
Lo que no es para uno, hay que dejarlo ir.... es un lema que habría que aplicar en la vida.