lunes, marzo 24, 2008

EL IRAZU CRECE

Aca un reporte gráfico del avance de las "obras" - terminología interna en el Opus Dei - del nuevo centro Irazú...

ANTES

MARZO 2008


Lo de siempre - muchas edificaciones de lujo - y solo para unos cuantos "señoritos" ... ese es el destino del Centro Universitario Miravalles... la capacidad para albergar a estudiantes se reduce a la mitad y de manera camuflada se convierte en una casa de numerarios mayores... y por supuesto, se mantendrá siempre la imagen de una iniciativa con proyección social - gancho perfecto para conseguir donaciones, evadir pagos de impuestos, deducciones de renta, etc - para estudiantes costarricenses de provincias...
La realidad es que en Miravalles no pita nadie desde hace 2 años - esto tomando en cuenta un par de "amagues" fallidos, porque de lo contrario habría que decir que son 4 años que no ingresa nadie - y que definitivamente "algo pasa con los numerarios ticos"... algo pasa con el Opus Dei en Costa Rica!

8 comentarios:

gusramca dijo...

Hola:
Uno como administrador tendería a hacer eso, para que pagar una lujosa residencia de mayores alla por el Hiper de Tres Rios, si tienen una residencia con minima ocupacion.

Lo que gastan en el arriendo que lo inviertan en remodelacion.

Eso implica la aceptacion tasita que la ocupacion es minima y que van a ahorrar. Lo que implica necesariamente un tema ingresos anuales, ingresos de personas -farolillos rojos- y de capital.

Es lo que hemos dicho, mienten cuando dicen que son 80,000. Mienten cuando hablan de 500 vocaciones y mienten respecto al uso de los fondos que se recaudan como "obra de bien social". Asi como mintieron respecto a las muchas cosas que hemos ya denunciado.

Para justicia el tiempo, habría dicho Magon.

Señores Directores: NUNCA EL FIN JUSTIFICARÁ LOS MEDIOS.

gusramca dijo...

De pronto y se me ocurrio, que bobo, tambien como administrador buscaría recursos adicionales entre los que ya se fueron.

Es basico, son mas los que nos fuimos que los que estan, sea como San Rafael o como miembros activos.

Lo que dicho sea de paso, si organizaran una cena para recaudar fondos con los que nos fuimos, tendrian mas asistencia que la que tienen actualmente.

Anónimo dijo...

Hola:
Es cierto que no tienen pitajes desde hace 4 años,? eso no esta nada bien. Algo pasa y muy serio es ! Da gusto la arquitectura, simple pero con gusto.
Comida para ex y recaudar fondos? no creo que sea buena idea ! JFI

gusramca dijo...

Lastima yo queria ir ;)

exopusdecostarica1 dijo...

Vamos aclarando las cosas... el "negocio" de residencia universitaria del tipo Opus Dei, ya no es "rentable"; por las razones que sean: porque hay competencia por parte de las universidades estatales, porque es más fácil hoy en día conseguir un apartamento de soltero, porque son demasiadas las restricciones que ponen las residencias de la Obra, porque la gente sabe que en ese lugar hay gente "rara" (curas disfrazados, monjas, casados con Dios, etc)... es una REALIDAD, la residencia está casi vacía desde hace muchos años.

Y no solo en Costa Rica ha pasado... este patrón sucede en Guatemala y en muchos lugares de Europa.

Creo que es parte del acoplamiento y de la evolución de una institución como el Opus Dei, que "experimenta" en un determinado país... desgraciadamente de igual manera que hace con las "almas": para ejemplo un botón - mejor dos - muy patéticos:
PRIMERO: el Centro Cultural Moyagua (ya desaparecido) que nació, produjo unas quince vocaciones de supernumerarios... y de los cuales la lista de fallecidos lleva la impresionante suma de 7 miembros. Tal parece que la iniciativa moyaguense acabará con la muerte del último supernumerario y con él, la labor con obreros en Costa Rica.
SEGUNDO: la labor de agregados, con un 90% de no perseverancia... en los útlimos 10 años han pitado solo 2 jovencitos que vienen del Colegio Yorkín, y por supuesto, destinados a no perseverar pues el sistema como tal no funciona: no hay tiempo ni numerarios disponibles para garantizar un ambiente suficientemente atractivo para que un agregado se sienta a gusto y no termine sintiendo que vive en "dos mundos": el del centro y el de su familia de sangre, que termina convirtiéndose en una pensión donde llega solo a dormir.

Así yo diría que esa expresión de "algo pasa en el Opus Dei en Costa Rica" es el reflejo de un sistema en caos... que no ha logrado encontrar el equilibrio y que por sí mismo no funciona.

Acogiendo una frase que comentó un colaborador nuestro: "el problema se debe a aquellos numerarios destroyers, mismos que gobiernan ad mentis Patris..." y que no admiten cambios dentro de los criterios establecidos.

Anónimo dijo...

Sip, dificil situación , sin posibilidad de replantearse muchas cosas, big problem. JFI
nota: En serio gusramca iría ?, jejeje, favor enviar fotos si se llega a realizar el evento. jejeje

Pablo dijo...

Cuando veo esto y me entero que en España los numerarios viven en centros junto a los colegios opus, veo que esta institución se parece cada vez más a las Ordenes Religiosas dedicadas a la enseñanza, viviendo juntos el celibato, acompañados de doncella, capilla y cura. La gente ya no pita porque "lo raro de no ser raros" resulta RARISIMA, quien quiere esa vida cuando la Iglesia dispone de tantas espiritualidades más sensatas, más laicales, que sí viven en el mundo y además menos interesadas en la plata.

gusramca dijo...

Hola: Una jefe que tuvo, una Dama de Hierro me decia que uno no puede creerse sus propias mentiras.

Y nada mas falso que decirse "en medio del mundo" y temerle hasta a la Nacion, recortando cada mañana lo que consideran "ofensivo".

Quien vive en medio del mundo, cada mañana desde que se levanta hasta que se acuesta vive con eso.

Jesus de Nazareth no se reunia con aquellos a quienes la sociedad consideraba lo mas bajo, prostitutas y recaudadores de impuestos???

Creo que el mensaje del evangelio es claro y creo que se estrecha el circulo sobre esa lujosa torre de marfil.

Algun día los que les colaboran ciegamente y pagan las cuentas se darán cuenta que alimentan un status falso de realeza que solo sale al mundo a saludar desde las habitaciones reales.