viernes, mayo 11, 2007

EN NEGRITA Y EN CURSIVA: LO QUE SE OYE POR AHI

“yo busqué a los mejores estudiantes del colegio y de la universidad”
(Yo dejé de lado a todos aquellos buenos compañeros por que no eran suficientemente listos para ser del Opus Dei).

“yo cambié páginas enteras de Crónicas y Catequesis en América”
(Yo colaboré en borrar preguntas, referencias y hasta fotos, en dónde aparecían muchas personas que fueron miembros del Opus Dei).

"yo pasé informes del estado espiritual de mis amigos al Consejo Local de mi Centro”
(Yo expuse a terceras personas lo que mis amigos me contaron en confidencia y sin autorización expresa del mismo de contarlo).

“yo, sacerdote, fomentaba una charla con las personas antes de la confesión propiamente dicha y luego, ya de rodillas, escuchaba de nuevo al penitente y daba la absolución”
(Yo, sacerdote, dividía expresamente el acto del penitente, con el fin de tener la posibilidad de contar a terceras personas lo que - fuera de confesión – me comentó la persona).
“yo, Director del Consejo Local, le pedía opinión al sacerdote – que tiene voz, más no voto en las decisiones - acerca del avance espiritual de determinada persona (fulanito debe mejorar en la virtud de….)”
(Yo, siendo Director, le pedía al sacerdote que prácticamente dijera - lo que en un juego de palabras - no es otra cosa que ventilar lo que se dijo en el ámbito de la confesión).
“yo coloqué el dinero que por concepto de donativos, limosnas, diezmos e incluso lo ingresado en caja por los miembros del Opus Dei en certificados a plazo con buenos rendimientos en la Bolsa o instituciones bancarias”
(Yo explícitamente manejaba los dineros del Opus Dei, como cualquier inversionista, sin importar que esos altos rendimientos pudieran ser reprochables o cuestionables en su moralidad; aunque supuestamente fueran “legales”).
“yo le aconsejé en la Charla Fraterna a un supernumerario que viviera con su mujer como si fueran hermanos”
(Yo atrevidamente intervine en las decisiones más íntimas del lecho matrimonial y – con experiencia nula – aconsejé sobre cómo llevar el vínculo matrimonial).

“Yo, siendo director de un Curso de Retiro, imponía el horario y la manera establecida de hacer los ejercicios espirituales”
(Yo impuse sin ninguna contemplación y de mala manera lo establecido por el Opus Dei y fui grosero e irreverente con los asistentes al retiro).

“Yo, por indicación de mi Director, le dije a mi amigo que no podía seguir llegando por el Centro”
(Yo, por indicación expresa de mi Director, fui injusto con mi amigo por el simple hecho de no cumplir con los requisitos – o hijo de madre soltera, o por tener un hijo ilegítimo, o por ser muy religioso, o por ser homosexual – para asistir a un Centro del Opus Dei).

“Yo, siendo Directora de un Centro, le dije a una supernumeraria que pasaba por una seria crisis económica, que su marido debía esforzarse y que no le podía dar un diario de comida más”
(Yo, siendo Directora, le saqué en cara un miserable diario de comida a una supernumeraria cuya familia – marido sin empleo y con una marimba de 6 hijos pequeños – no tenía que desayunar al día siguiente).

“yo visité a aquella adinerada señora con el fin acompañarla en su enfermedad, soledad o vejez y le insté a que donara en herencia un terreno para el Opus Dei”
(Yo intencionalmente busqué, colaboré y fui cómplice para que – supuestamente en nombre de Dios - y mediante una clara manipulación, lograr obtener dinero y terrenos para el Opus Dei).
Lo escrito en "negrita" fue parte de lo que dijimos, pensamos, y actuamos cuando estuvimos en el Opus Dei... lo escrito entre "paréntesis y en cursiva" lo que HOY aceptamos como errores que cometimos y de los cuales debemos aún pagar el precio del mal probablemnte provocado.
Una persona que sabiendo que hizo lo escrito en "negrita", y no reconozca que hizo en realidad lo entre "paréntesis y en cursiva", seguirá con su discurso de que en el Opus Dei no fue "tan malo"...
Lo importante en todo caso - al igual que hace el alcohólico que reconoce su enfermedad - es y será siempre aceptar que fuimos parte de una maraña con graves faltas a la Caridad Cristiana...

6 comentarios:

gusramca dijo...

Ya era hora q alguien lo dijese ... ya era bastante la hora de ir de frente con la verdad y no ocultarse con la frase "la obra me dejo cosas buenas y malas" absurdo... Absurdo y falto a la verdad y la caridad.

Si hiciste que otros hicieran cosas contra la caridad, si colaborarste obedeciendo contra tu conciencia, eres complice y no puedes ocultarte detras de "la obediencia debida".

Los represores en el cono sur alegaron "obediencia debida" y sin embargo son tan culpables de lesa humanidad.

dankenzon dijo...

Leyendo lo que pusiste voy atando cabos: yo antes era catolico ferviente, y cuando estaba saliendo del cole, donde gracias a Dios me fue excelente (y la verdad conseguimos en nuestra epoca muchos exitos.. fue una muy buena generacion), llegaron a mi colegio, uno RURAL, por unica vez a vender la idea de alojarnos durante nuestros estudios en el Miravalles.. nadie en el cole podia pagar eso, pero a mi y a otros 2 compannieros excelentes, el promotor nos reunio aparte, nos hablo de la vocacion de ser mejor y servir a Dios en la vida diaria, etc... y que nos ofrecian ayuda para quedarnos... Gracias a Dios no acepte... con el tiempo entendi lo que paso.. y lo que es peor, lo que pudo haber pasado

exopusdecostarica1 dijo...

Claro que sí.... y los contactaron a ustedes dos, porque previamente hablaron o con el Director del colegio o con el Orientador... y siempre a su objetivo: "cuáles son los mejores estudiantes?"... y por qué? porque así está establecido: "empecemos por la cabeza: los intelectuales"... el problema es que llevan 79 años es eso... solo con la "cabeza"

Qué hubiera pasado si hubieses aceptado?.... primero: es irrelevante cualquier cosa que se diga en este momento, pues lo pasado no se puede cambiar nunca... segundo: lo cierto es que la VIDA te ha llevado por caminos que tu mismo has escogido...eso es lo importante.

Yo durante muchos años conocí a muchachos como vos - de colegios rurales - que fueron buscados de esa manera... que en principio está correcto... buenos estudiantes de zonas alejadas que se les brinda una oportunidad; lo malo es que siempre está detrás el afan proselitista agresivo de la gente del Opus Dei... y todo el rollo de la "vocación", etc, etc.

Y bueno, no todo está escrito: se de varios que aun siguen en el Opus y se de otros muchos que ya no lo están...

gusramca dijo...

Sobre el silencio de los que se van del Opus Dei.- Carocha:

http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=10049

Querida Agustina, querido Cooper,

"..Existe una cuarta forma de mantener callados a los que se van del Opus Dei: estos de que hablo callan porque toman la iniciativa de callar – son los que han ocupado “puestos” de tal “responsabilidad” que su silencio es realmente critico y vale literalmente fortunas.

Estos prevenidos personajes salen documentados, conocen el precio de su silencio y saben como negociar el futuro. Para ellos, nada de salidas dramáticas, nada de asquerosos problemas financieros o profesionales – las indignidades de la miseria no les tocan, y delante de ellos se perfilan carreras con sentido y a veces incluso con relieve público, que surgen milagrosamente, ya a medio hacer, no se sabe muy bien donde.

La única condición es realmente no hablar, actitud fácil de vender como “delicadeza de alma”, “elegancia”, o cosa semejante. No se dejan enredar por eventuales problemas de conciencia o por los episodios terribles por que saben que otros pasan. Son mentes blindadamente pragmáticas, expertos en técnicas de supervivencia - otro resultado muy curioso de la fidelidad a un “espíritu sobrenatural”, el del Opus Dei.

Claro que queda por resolver el viejo problema de que Dios lo ve todo – pero eso solo es problema para almas pueriles, sin sentido práctico de la vida-.

Saludos,
carocha

Senderista de Madrid dijo...

Pero por qué no colgamos a estos culpables en vez de darles incienso como hacemos en Opuslibros... Es el comentario que me llega hoy por email y estoy de acuerdo. Toda la culpa al Opus... si el Opus no existe, lo que existe es la gente de carne y hueso. Qué hacemos ahora que aterrizan en Opuslibros los que nos hacían esto. No debemos canonizaros y que publiquen las atrocidades que hicieron, aunque Opuslibros lo haga para que quede mal el Opus es criminal. ¿Ustedes qué proponen?

gusramca dijo...

Yo creo que existen los represores de carne y hueso y a ellos se deberia llevar a la justicia.

Uno los conoce, uno sabe cuales fueron los abusos, los que fueron adolescentes saben quienes fueron los que los presionaron y les dijeron que no le contaran a sus padres.

Pero que puede hacer uno si ellos no van a la justicia? En muchos paises no existe el camino legal. A Dios gracias en mi pais, los abusos contra adolescentes se pueden denunciar en un periodo que abarca hasta diez años despues de cumplir la mayoria de edad.

En otros paises, ni eso.