viernes, marzo 30, 2007

Las cosas buenas q me dio el opus


No es el titulo de una canción como aquella de Tony Camargo "...me dejo una chiva ... una burra negra ... una buena suegra ..." no, no se trata de eso, se trata -como diría Moncada- se trata de un "ejercicio positivo de olvido" y porque no, de reconciliación.


La obra me dejo cosas buenas ... Johannes Kulhman ... es lo primero dentro de mi lista. Hombre justo, profesional que brilla por sus propios meritos, amigo leal, un gran ser humano. Y seguido de su nombre, el resto de mis hermanos, los hermanos que nos encontramos después de darnos cuenta que no inventamos nada, que las experiencias de uno habían sido las de todos, los hermanos que comenzamos juntos el camino de la reconciliación y la paz con el pasado, camino que Johannes nos ayudo a iniciar.


También debo agradecer al opuscosa la colocación -no por gusto de ellos- sino por los hechos, de ese aparato anti-ideológico, que llevo puesto desde hace 20 años, que me indica cuando estoy cerca de ese pensamiento de "aquí ya todo esta escrito". Es muy útil, es algo parecido a las "antenitas de vinil" del chapulín colorado, no se ve, pero uno sabe que allí esta.


Debo agradecer que aprendí a decir "Bendito Dios, bendito sea tu santo nombre, bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y Verdadero hombre ...", claro no con el sentido que me enseñaron sino con la practica que da agradecer todos los días el don de la Bendita libertad y del Bendito don de la Vida.


Si miro para atrás, debo decir que lo mejor del opus en mi, fue percatarme del valor inconmensurable de la libertad de ser y crecer; de vivir y aprender de la vida. De amar - no como una regla - sino como un don de la vida.


Debo agradecer el mirarme al espejo, a los ojos, encontrarme en mi mirada y no sentir pena de quien soy, sino, decirle a mi madre -qdDg- hiciste un buen trabajo, estarías orgullosa.


Agradezco, nadar cada mañana mientras el sol calienta el agua y mi piel. Montar en bicicleta, hacer negocios y tener un nombre que forje con trabajo honesto. Claro, esas cosas se las agradezco a Dios, a mis padres, a mis amigos, a la vida, y a todas las experiencias vividas -dulces y amargas-. Y a los besos, de azúcar y miel, de unos ojos negros que no paran de cantar sobre cuanto me aman.


Y es obvio, agradezco todo esto porque estar en el opus me hizo reflexionar de cuan frágil es el hilo que conecta al hombre con su libertad y de cuan fácil este hilo se rompe. Válgame Dios, esa experiencia negativa, ha hecho que florezcan mil bendiciones, el amor y la paz, el bien y la misericordia.


Debo necesariamente pensar - y de ahí la paz de este comentario - que ha cada pinchazo de ese camino empinado y espino, ha brotado una flor, la cual cosecho con agradecimiento. Suspiro pensando en cuan dulce es el don de la vida, para quien no la tenia.

En fin, es el agradecimiento de quien estuvo preso y hoy esta libre, mirando al pasado y diciendo –gracias a dios me fui-.

Amen. Gratias tibi omnipotens Deo ...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

EStoy de acuerdo contigo, yo tambièn agradezco el haber conocido a Johannes y a otros ticos que por las circunstancias, no enumero sus nombres, lo has descrito tal cual. Tuve la gran oportunidad de compartir con èl muchas cosas: excursiones tipo rambo, noches en salones inmensos con un buen número de literas y ateridos de frío, tardes estudiando, memorizando el catecismo de San Pio V, el de la Obra, las asignaturas internas.
Años Nuevos perdidos en el monte, alegrándonos como podíamos ante aquella soledad y alejamiento total de la familia y ser humano viviente fuera de nosotros.
Perdida en caminos porque a alguien se le habìa ocurrido acortar distancias por unos caminos de Dios hechos para bestias y no para carros.
Tardes de risas en las tertulias, aún pasándonos de la raya permitida.
Búsquedas de posters -esto lo contaré con unas chelas en la mano cada uno-, en fin, son muchísimas cosas.
Yo agradezco a Dios también el haberlo conocido a él y a muchos ticos que llevo en el corazón, con algunos he establecido contacto, con otros no sé de ellos, pero siempre los tengo muy presentes.

Abrazos

AV

Anónimo dijo...

Hablando con Gusramca y con AV siempre llegamos a la misma conclusión... el opus terminó para cada uno de nosotros; se acabó!; finish!... y qué bien se siente aceptar eso señores... qué bien se siente decirlo y vivirlo... e implica mucho eso que conste: significa que hemos revertido ese miedo que nos inculcaron de que "fuera del opus" no hay salvación!... Y sí, lo confirmo: lo bueno que me dejó el opus fue amigos como Gustavo y A.V.... y muchos otros como: R.C., C.A.S., G.P, R.A., J.E., L.R, etc., etc.
Por lo demás, el opus no me dejó nada.... lo que soy, lo soy por mi padre y mi madre y mis hermanos NADA MAS.

Johannes K.

PD: y los que aún están adentro del opus????... si me leen, les digo: aquí afuera los estoy esperando...esperando... esperando

niko20 dijo...

La lucha de ustedes se parece a la mía. Me identifico con todas y cada una de las palabras que aquí escriben. Mi blog es anti-mentiras de una secta de apariciones marianas en San Isidro de Grecia. También agradezco que difundan este blog de denuncia, yo haré lo mismo con el de ustedes:
http://www.sectacr.blogspot.com/

Ivan dijo...

Hola, os he escrito tres e-mail sin respuesta, por lo que imagino que se han perdido.

Por favor contactar conmigo escribiendo a exopus@terra.es o dejando un mensaje en el Blog ExOpus cuyo vínculo está en mi nombre.

Un saludo.

jay vargas dijo...

No conozco en realidad los detalles de todo lo escrito anteriormente, sí suena como una de esas historias que como te decía, deben de escribirse en un libro; qué bueno que te tocaron, porque son tu puente de contacto hacia ese gran ser humano susceptible que está dentro de vos.