miércoles, junio 14, 2006

La atención de los exmiembros del Opus Dei por parte de la Prelatura

Bien es conocida la recomendación que se le hace a la gente que se sale del Opus Dei: “puedes ir por la Delegación cuando quieras… o a tal parroquia, donde un sacerdote te puede atender… nunca a tu Centro, pues serías motivo de escándalo…”

Y con esa frase, los directores se dan por “satisfechos” y una vez cruzada la puerta, pasamos a la lista de “personas que se fueron”… y proceden a darnos de baja… aunque dándoles el beneficio de la duda, también nos “encomendarán”.

Lo anterior implica – para los que permanecen en el Opus Dei - varias cosas ya conocidas:
  1. El que ha sido dado de baja, permanece en una situación de potencial estado de pecado; sino es que de hecho lo está ya.
  2. El hecho de darnos la opción de “llegar” a hablar con un sacerdote del Opus Dei, implica que de hecho lo vamos a necesitar.
  3. Y lo peor, es que piensan que “ya cumplieron” con su parte… que es suficiente…


No se puede generalizar el por qué y cómo han sido o serán las salidas de las personas que dejan el Opus Dei – son muchas y variadas las razones por lo que la gente se va - pero lo que sí es cierto, es que hay una fuerte tendencia a sentirse liberados por un lado; fracasados por otro; y obviamente solitarios… sin familia.


La pregunta fundamental que deberían hacerse los directores es realmente cuál será la situación de esa persona una vez cruzado el umbral de la puerta de salida; y ponerse a pensar – por caridad cristiana – si esa persona (antes “hermano”) es emocionalmente estable y si es suficiente recomendarle únicamente “visitar” a un sacerdote…


Como sugerencia, y para que no tengan que acusarse luego de faltas a la Caridad Cristiana (¿… cuándo estuviste desnudo, hambriento, en la cárcel…?…cuantas veces lo hayas hecho a uno de estos “pequeños”…) les enumero una agenda básica mínima de atención a una persona que ha salido del Opus Dei:

SERVICIOS PARA LOS AFECTADOS Y PARA SUS FAMILIAS

  • Diagnóstico.
  • Orientación familiar.
  • Tratamientos de deshabituación.
  • Seguimiento postdeshabituación.
  • Orientación sociolaboral y familiar para los exmiembros.
  • Asesoramiento jurídico.
  • Grupos de apoyo para ex-adeptos.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Que rico!!

Nada causa más placer que recordar las cosas que hicimos los primeros dias al estar fuera de la ¨cosa nostra¨. Para muchos insignificantes pero de un enorme valor y sentimiento de retornar de un pasado de mucho o poco tiempo pero de múltiples restricciones. De las que más se recuerdan podríamos mencionar:

1. No tener horario para levantarse y quedarse en la cama despierto. Si eso, quedarse ¨pereziando¨en la cama.
2. Poder ver la televisión o una película solo y sin ningún corte o trifulca por las escenas que contiene.
3. Poder hablar con una mujer de cualquier tema en cualquier lugar. Fomentar amistades con sexo opuesto y si uno quiere, llevarlas en carro hasta su casa, y lo más importante, no sentirse culpable por todo eso. Poder ver a una mujer a la cara directamente y no con miedos o complejos estúpidos de hombre-niño.
4. Poder comprar la ropa que uno quiera usar.¨Ultima moda¨ o ¨plan descuidado¨, que importa, pero usted lo decide.!!!
5. Poder comprar comida rápida a la hora que uno se le antoje, ya sea solo o con invitados.
6. Poder tener una siesta a medio día para trabajar con más ganas en la tarde. Lo han probado !!
6. Poder escoger sus amigos por afinidad y no por cálculo o conveniencia.
7. Poder disponer de las vacaciones a lo que uno quiera sin restricciones de cursos ni viajes programados a Guatemala. Verdad que algunas pesadillas que todavía tenemos giran alrededor de los famosos cursos anuales, o no ????
8. No tener que recibir más correcciones fraternas. No es verdad que es una buena noticia !!!
9. Poder ir a fiestas, cumpleaños,bicicross o simplemente a un partido de futbol.
10. Poder disponer del salario que justamente recibe de la forma que crea más conveniente. Solo usted decide. Responsable o irreverente, usted decide.
11. Poder quedarse hasta tarde y no tener que pedir ¨permiso¨a alguien para hacerlo.
12. Levantarse en la noche para ir al baño y no para hacer una visita a la capilla a las 3 a.m. Recuerdan !!!
13. Llegar a casa a quitarse los zapatos, la ropa, ponerse pijamas y listo para cenar en la cama...... ¨Y seré, como esos reyes, que no envidian, que no envidian, ya nadita¨....
14. Televisión y computadora en el cuarto con acceso a Internet 24 hrs. Como podíamos antes vivir sin eso??

Si lo resumimos en dos palabras serían: PODER DECIDIR, desde lo más superficial hasta lo más sagrado, eso es, PODER DECIDIR DE NUEVO, eso es salir de la ¨obra de Dios¨.

Alguien de adentro nos diría que son cosas de poca monta, comparado con estar haciendo el O.D. Para quien,?? a quien le conviene que el O.D. se expanda sobre toda la tierra,?? realmente es un favor que le haríamos a Dios o a personas con nombres y apellidos??? Si comienzas a cuestionarte esto, estarás comenzando por el camino sin retorno. Hasta la próxima. JFI.

Anónimo dijo...

Que rico!!

Nada causa más placer que recordar las cosas que hicimos los primeros dias al estar fuera de la ¨cosa nostra¨. Para muchos insignificantes pero de un enorme valor y sentimiento de retornar de un pasado de mucho o poco tiempo pero de múltiples restricciones. De las que más se recuerdan podríamos mencionar:

1. No tener horario para levantarse y quedarse en la cama despierto. Si eso, quedarse ¨pereziando¨en la cama.
2. Poder ver la televisión o una película solo y sin ningún corte o trifulca por las escenas que contiene.
3. Poder hablar con una mujer de cualquier tema en cualquier lugar. Fomentar amistades con sexo opuesto y si uno quiere, llevarlas en carro hasta su casa, y lo más importante, no sentirse culpable por todo eso. Poder ver a una mujer a la cara directamente y no con miedos o complejos estúpidos de hombre-niño.
4. Poder comprar la ropa que uno quiera usar.¨Ultima moda¨ o ¨plan descuidado¨, que importa, pero usted lo decide.!!!
5. Poder comprar comida rápida a la hora que uno se le antoje, ya sea solo o con invitados.
6. Poder tener una siesta a medio día para trabajar con más ganas en la tarde. Lo han probado !!
6. Poder escoger sus amigos por afinidad y no por cálculo o conveniencia.
7. Poder disponer de las vacaciones a lo que uno quiera sin restricciones de cursos ni viajes programados a Guatemala. Verdad que algunas pesadillas que todavía tenemos giran alrededor de los famosos cursos anuales, o no ????
8. No tener que recibir más correcciones fraternas. No es verdad que es una buena noticia !!!
9. Poder ir a fiestas, cumpleaños,bicicross o simplemente a un partido de futbol.
10. Poder disponer del salario que justamente recibe de la forma que crea más conveniente. Solo usted decide. Responsable o irreverente, usted decide.
11. Poder quedarse hasta tarde y no tener que pedir ¨permiso¨a alguien para hacerlo.
12. Levantarse en la noche para ir al baño y no para hacer una visita a la capilla a las 3 a.m. Recuerdan !!!
13. Llegar a casa a quitarse los zapatos, la ropa, ponerse pijamas y listo para cenar en la cama...... ¨Y seré, como esos reyes, que no envidian, que no envidian, ya nadita¨....
14. Televisión y computadora en el cuarto con acceso a Internet 24 hrs. Como podíamos antes vivir sin eso??

Si lo resumimos en dos palabras serían: PODER DECIDIR, desde lo más superficial hasta lo más sagrado, eso es, PODER DECIDIR DE NUEVO, eso es salir de la ¨obra de Dios¨.

Alguien de adentro nos diría que son cosas de poca monta, comparado con estar haciendo el O.D. Para quien,?? a quien le conviene que el O.D. se expanda sobre toda la tierra,?? realmente es un favor que le haríamos a Dios o a personas con nombres y apellidos??? Si comienzas a cuestionarte esto, estarás comenzando por el camino sin retorno. Hasta la próxima. JFI.

gusramca dijo...

Aaameeen.

Brindo por ello y te pido perdon por haberte llevado a una trampa (visita a los pobres).

GR

gusramca dijo...

O de que otra forma se llama, sino trampa, a la instrumentalizacion de la amistad y de la caridad que hace el OD?

Fátima dijo...

Não podia estar mais de acordo.

todo es para bien dijo...

A cerca de este articulo me gustaría por primera vez hacer un comentario en esta página.
No se si solo me paso a mi pero cuando logré salirme del Opus Dei las personas que consideraba mis amigos por años, y personas mayores a quien yo les tenía todo el respeto por ser personas honorables y con canas en sus cabellos, al encontrarmelas en la calle me volteaban la cara para no saludarme, o se hacían los que no me habían visto cuando perfectamente se que si lo hicieron.
Dos años después de mi salida, dejando pasar un tiempo prudencial, fui a la misa de Josemaría Escribá en la Catedral Metropolitana, cual fue la sorpresa mía de darme cuenta que el patrón de no saludarme era algo generalizado. Salvo en algunos casos, lo que recibí fue una vuelta de cara o una total indiferencia. Quiero terminar diciendo no SOPORTO a el señor Adolfo Montero. Me parece una persona que se comportó conmigo super hipócrita. Antes casi me besaba ahora se hace el tonto....

Anónimo dijo...

A todos los ex les digo:

Por más que el Opus diera una buena atención a las personas exmiembros de la prelatura, yo jamás seguiría unido a ellos por ningún motivo. El daño moral, intelectual y espiritual que uno recibe ahi cuesta mucho, mucho tiempo sanarlos. De hecho lo comparo con las heridas producidas por una quemadura, despues de mucho tiempo logran cicatrizar pero queda la marca.

Administrador 2 dijo...

Obviamente ningún exmiembro va a querer "regresar" al opus dei - muy probablemente no podrías hacerlo como numerario o agregado, pasados los 5 años como mínimo, ni aunque lo quisieras - pues precisamente esas cicatrices de que hablas son muy grandes y dolorosas...

Para aclararte a vos y a las demás personas que hayan leido este artículo "La atención de los exmiembros del opus dei por parte de la prelatura", lo que hemos tratado de explicar es sobre la necesidad del opus de "estar seguro de la integridad física y emocional" de un ex a la hora de que decide salirse... es decir, así como el opus dei "invirtió" tiempo y recursos en captarlo; debería también invertir "tiempo y recursos" en ponerlo en la calle.

Pero no, el opus no lo hace: no devuelve los salarios de años y la persona se va a la calle sin un cinco, sin casa dónde vivir, sin carro, etc. Tampoco devuelve los "años curriculares" no ganados y la persona sale con la experiencia laboral de un recién graduado. Tampoco devuelve las amistades perdidas por no ser "selectas" para el apostolado.

Así que tienes razón: volver al opus dei,pa´qué???!!!!

Anónimo dijo...

Lo realmente malo de salir del O.D.!!

Cada uno de los exmiembros tienen su propia historia de salida de la institución. Pero sin lugar a dudas hay dos aspectos que realmente duelen y son muy comunes:

1. Tener que salir por la puerta de atrás,con el ¨rabo entre las patas¨, mientras todos los demás están en tertulia, en el oratorio o en el comedor. Con conocimiento que el director de turno se ha encargado de pedir que te encomienden porque estás en ¨cuidados intensivos¨, a punto de ¨condenar tu alma¨. Sin derecho a despedirse de nadie y sin pretender siquiera recoger todas aquellas cosas u objetos que algún día y voluntariamente o por indicación de tu director entregaste a la ¨obra de dios¨. Nunca hay tiempo para lo poco que tienes, y lo que quede, alguien tendrá la labor de desecharlo, reutilizarlo o de entregarlo en dirección. Tu has sido completamente sincero en tus deseos de irte, pero quedan hermanos todavía adentro, que tendrán que seguir el camino y la cruz que tu abandonaste, que dejaste tirada por seguir los placeres mundanos, y vaya por Dios que placeres mundanos más intensos!!. Como puede un numerario hablar con propiedad de temas de sexo, educación de los hijos, como aguantar muchas veces a la Doña y a la suegra ??? si nunca a tenido que lidiar con dichas asperezas ???. En la teoría es muy facilito.Si de casualidad alguien te descubre saliendo a escondidas, los más ¨colmilludos¨te abrazarán y te despedirán en la puerta de tu carro o en la parada del bus, como un teatro montado por aquello de los escandalos.

2. Sales de tu centro, y todavía crees el cuento de la familia sobrenatural y la familia de sangre. Sin duda no se puede borrar el cariño y todos los recuerdos de tus hermanos de adentro. Pero o sorpresa, al primer momento de encontrarlos en la calle, te miran con desprecio, desinteres, como que fueras un muerto viviente para ellos. Que vueltas da la vida, porque muchos de ellos, tiempo después tomaron tu mismo camino. Mucho tiempo después, las heridas cicatrizan y puedes mirar atrás sin rencor, remordimientos pero con una posición de madurez no existente hasta entonces. Es decir, lo que no mata, engorda. See you later. JFI

Anónimo dijo...

Lo realmente malo de salir del O.D.!!

Cada uno de los exmiembros tienen su propia historia de salida de la institución. Pero sin lugar a dudas hay dos aspectos que realmente duelen y son muy comunes:

1. Tener que salir por la puerta de atrás,con el ¨rabo entre las patas¨, mientras todos los demás están en tertulia, en el oratorio o en el comedor. Con conocimiento que el director de turno se ha encargado de pedir que te encomienden porque estás en ¨cuidados intensivos¨, a punto de ¨condenar tu alma¨. Sin derecho a despedirse de nadie y sin pretender siquiera recoger todas aquellas cosas u objetos que algún día y voluntariamente o por indicación de tu director entregaste a la ¨obra de dios¨. Nunca hay tiempo para lo poco que tienes, y lo que quede, alguien tendrá la labor de desecharlo, reutilizarlo o de entregarlo en dirección. Tu has sido completamente sincero en tus deseos de irte, pero quedan hermanos todavía adentro, que tendrán que seguir el camino y la cruz que tu abandonaste, que dejaste tirada por seguir los placeres mundanos, y vaya por Dios que placeres mundanos más intensos!!. Como puede un numerario hablar con propiedad de temas de sexo, educación de los hijos, como aguantar muchas veces a la Doña y a la suegra ??? si nunca a tenido que lidiar con dichas asperezas ???. En la teoría es muy facilito.Si de casualidad alguien te descubre saliendo a escondidas, los más ¨colmilludos¨te abrazarán y te despedirán en la puerta de tu carro o en la parada del bus, como un teatro montado por aquello de los escandalos.

2. Sales de tu centro, y todavía crees el cuento de la familia sobrenatural y la familia de sangre. Sin duda no se puede borrar el cariño y todos los recuerdos de tus hermanos de adentro. Pero o sorpresa, al primer momento de encontrarlos en la calle, te miran con desprecio, desinteres, como que fueras un muerto viviente para ellos. Que vueltas da la vida, porque muchos de ellos, tiempo después tomaron tu mismo camino. Mucho tiempo después, las heridas cicatrizan y puedes mirar atrás sin rencor, remordimientos pero con una posición de madurez no existente hasta entonces. Es decir, lo que no mata, engorda. See you later. JFI

Anónimo dijo...

Hola a todos.He encontrado en la red vuestro blog de casualidad. He leido varios de vuestros comentarios. Comprendo vuestro dolor y experiencia personal. Os animo a todos a que abrais vuestro corazón a algo más positivo. Las heridas acaban cerrandose si el odio y el resentimiento quedan atrás. La vida sigue para adelante, soñad con lo que Dios os dará, os da y os sigue dando.

Rezo por vosotros para que como yo consigais lo unico importante en esta vida, prepararse para la otra, eso es lo unico importante. el opus dei o el hary cristmas es lo de menos, lo importante sois vosotros, cada uno y Dios.

Rezo por vosotros,

Una ex numeraria orgullosa de haber aprendido a tratar y conocer a Dios gracias al opus dei

exopusdecostarica1 dijo...

Estimada amiga:

Gracias por tus buenos deseos; de verdad que sí... al final lo importante no es ni siquiera el "grupo"; lo importante es la persona particular... que seamos felices.

Pero bueno, es una realidad innegable... hay gente necesitada de estos "espacios" para llegar a ese convencimiento que pregonas: "lo unico importante en esta vida, prepararse para la otra"...

Por cierto, eso lo supe a través de mi madre y de mi padre...

Anónimo dijo...

si, se y entiendo que haya gente necesitada de estos espacios para llegar a ese convencimiento. Pero creo que no es buena la actitud que tomais, porque la unión hace la fuerza, por tanto la unión en la critica lleva a mas critica, a mas destrucción personal y en el fondo de todo, a más cabreo por recordar cosas dolorosas. La vida sigue, y hay que vivirla bien a fondo, ¿tu te imaginas a Cristo diciendole a los romanos, sois unos cabrones porque me habeis crucificado????

exopusdecostarica1 dijo...

Parece un chat esto.... je, je

Mira estimada amiga, varias cosas... en temas de religión ya se ve que el argor popular tiene razón "de futbol, política y religión, mejor no discutir"....pero bueno, entrémole al asunto.

PRIMERO: Si de "no criticar se trata",pues carajo!... que Cristo no hubiera echado a los mercaderes del templo y se hubiera quedado "calladito"... ni tampoco Juan Pablo II hubiera intervenido en lo de la caída del muro de Berlín... entonces nos quedamos "calladitos" y no decimos nada? de eso se trata? no, me parece muy altruísta tu posición ante las injusticias que se dan en la vida.

SEGUNDO: me suena tu posición a la que nos enseñaron en el opus dei "de la madre nunca se habla mal; y como la Obra es nuestra madre...." AMIGA, eso se acabó... la obra nunca ha sido una verdadera madre.

TERCERO: será que ese "dolor" que puede despertarse y que dices no es bueno para la gente.... será que en el fondo tu lo tienes ahi, tapadito...como quien dice, mejor ni lo toco....por que aun me duele?

saludos

gusramca dijo...

Hey Crucificado...

Ya vez que funciona, asi cayo Maciel el de los legionarios...

Hay q darle al bombo, pincho al burriquillo, hasta que pase algo...

Gusramca

gusramca dijo...

Y mira q cosa tan graciosa... la fuente q nos alimenta es el mismo opus dei, que ni nos pone atencion, ni se la pone a sus miembros, asi que siempre habra razones para luchar...

Aqui estaremos, si no yo, otro, mas joven, con mas razones, siempre que exista, alli estaremos.

Gusramca